jueves, 1 de diciembre de 2016


Tu padre está contento con tu muerte
descansa en paz, hijo mío

Si tan solo ese alivio te fuese concedido
pero aún sostienes su mirada
con todas las heridas posibles
el ídolo está al final del pasillo

tu cuerpo será entregado
lleno de deudas
y los acreedores enfurecidos
reclamarán por justicia

noc, noc, una mueca
el ceño fruncido,
la sonrisa obscena
el ídolo está al final del pasillo

Un recuerdo alumbra tu mirada
es el reflejo del mar sobre una roca
en la roca el cadáver de un niño
no está muerto, está rendido

y el amor que proyecta
suscita compasión en un desconocido
no es el indicado, pero es al fin y al cabo
por un sendero oscuro te trae a la vida

la vida tuya que es una deuda
una espera eterna del momento suspendido

el ídolo, siempre, está al final del pasillo

martes, 19 de enero de 2016

No son objetos los que quiero poseer

tampoco estoy dispuesto al cambio

solo quisiera estar dormido en un río

un río de sangre en el que tú

ya hubieses dormido

siempre